Algunos padres de familia son renuentes con la idea de dejar que sus hijos utilicen el autobús escolar, ya sea por el costo adicional que implica o por las cuestiones de seguridad.

El primer aspecto se puede solucionar con una buena oferta por parte del colegio, la segunda cumpliendo con algunas medidas básicas de seguridad en el autobús escolar .

Cuando el autobús escolar pase a recoger al niño, enseñarle al mismo que se debe mantener alejado de él al menos 3 metros y sobre la banqueta, cuidando de sólo subirse al camión hasta que esté en alto total.

Jamás desplazarse por la parte trasera del autobús ya que en esa zona existe baja visibilidad para el operador. Si requiere cruzar frente al vehículo, hacerlo sólo en las esquinas de la calle, respetando el semáforo y mirando al conductor para asegurarse que también lo está viendo.

Concientizar a los niños para evitar conductas antisociales, ruidos excesivos o peleas que puedan distraer al operador y provocar un accidente.

Enseñar a los estudiantes a subir y bajar de forma ordenada del autobús escolar , siempre de uno por uno y a sentarse correctamente, ocupando sólo un asiento.

Recuerde que en Camiones Elite siempre pensamos en el bienestar de nuestros clientes y sus familias.